+57 882 48 88 – 317 364 38 19

El que no vive para servir, No sirve para vivir

Teresa de Calcuta

FUNDACIÓN GESTOS DE EQUIDAD SOCIAL 

Visión

Hacer de la inclusión social, un reto y un desafío permanente, equivalente a una real y efectiva redistribución de oportunidades

Misión

Somos una organización no gubernamental, comprometida con la paz y el desarrollo sostenible de Colombia, desde la perspectiva de la defensa de los derechos humanos, como elemento esencial de la inclusión social. Propendemos porque las personas con discapacidad y la población afrocolombiana, sujetos pasivos de la exclusión social, validen sus derechos y logren unos mejores niveles de calidad de vida. Nuestra estrategia institucional, consagra la responsabilidad social empresarial, la sostenibilidad del medio ambiente y la implementación de una exigente gestión institucional, que nos garantice la autosostenibilidad económica y minimice los riesgos financieros.

Reseña Historica

Por Apolinar Salcedo Caicedo

El 30 de octubre de 1994 fui elegido Concejal de Santiago de Cali, siendo la primera vez que una persona en situación de discapacidad visual total, llegaba a ocupar el cargo de Concejal de la ciudad de Cali, en aquella oportunidad obtuve la votación número veintiuno, con 4534 votos habiendo ganado la curul por una diferencia de sólo 32 votos con relación a la votación número 22. Al tomar posesión del cargo como Concejal de Cali, el 2 de enero de 1995, me pregunté, ¿para qué quiero ser Concejal? y me respondí así mismo, que la idea no era simplemente ocupar una curul en el Hemiciclo del Concejo Municipal, sino, intentar con mi actuación dejar una huella, hacer historia y avanzar en la construcción de un proyecto, que definí, como un proyecto sociopolítico.

El 10 de enero de ese mismo año, 1995, coincidí en una reunión que me aceptó realizar el arquitecto Jorge Hernán Mejía Montes, con quien me uní en una amistad de más de 15 años, el arquitecto Jorge Hernán Mejía, era un hombre maduro que había incursionado, tanto en el ámbito profesional, como en política, especialmente en la asesoría  al movimiento que lideró en el Valle del Cauca, el caudillo liberal Carlos Holmes Trujillo Miranda. En esta conversación con el Doctor Jorge Hernán Mejía, la cual se extendió por más de siete horas, le expuse mi pensamiento y mi preocupación por encontrar en él, opiniones y conceptos que me ayudaran a hallar respuestas a muchas inquietudes, en particular deseaba con el apoyo del Doctor Mejía, aclarar plenamente cual sería mi papel como Concejal de la ciudad, pero ante todo, como un líder que me asomaba a la política con el ánimo de trascender y dejar una huella. Recuerdo que en aquella reunión tuvo fuerza la famosa frase de Antonio Machado «Caminante no hay camino, se hace camino al andar” y así se lo plantee a mi interlocutor; yo quería hacer camino al andar, quería dejar una huella tras la ejecución de mi vida como líder político.

Después de este diálogo, el Doctor Jorge Hernán Mejía, me relacionó con el maestro Pedro Chan, un hombre realmente sabio que me permitió conocerle y aprender mucho de él, al punto de que los días 11 y 12 de febrero de 1995, el maestro  Pedro Chan nos regaló a este servidor y 12 amigos más, un taller, que realizamos en el sitio de reuniones de la Confraternidad Universal en el municipio de Palmira, lugar en el cual realizamos unas dinámicas lideradas por el maestro Chan y una asesora suya, la señorita Diva Echeverri, y fue así como a través de esas dinámicas, el profesor Chan me ayudó a identificar la clase de líder que era en ese momento y cuál era la propuesta a la cual le queríamos apostar.

De ese taller, nació el  proyecto que no dudamos en calificar como un proyecto socio político y quedó claro entonces que se denominaría LA GRAN EMPRESA SOCIAL, en el cual las palabras GRAN EMPRESA significaría capacidad de emprendimiento  de los actores y el componente SOCIAL, significaría que ese emprendimiento debería estar siempre al servicio del crecimiento y el desarrollo integral del ser humano como elemento fundamental de las políticas sociales. Posteriormente, el día 22 de febrero de 1995, en las instalaciones del Consejo Municipal, se hizo el lanzamiento del proyecto sociopolítico LA GRAN EMPRESA SOCIAL; en aquella ocasión, me acompañaron en el lanzamiento un grupo de mis más cercanos amigos y como observadores las Concejalas  María Cristina Rivera de Hernández y Piedad Varela de Tascón, allí, en un discurso breve y concreto, expuse  los motivos y los argumentos que habían generado la creación del proyecto y por ende su presentación en sociedad; en aquel momento quedó entonces expuesto que LA GRAN EMPRESA SOCIAL era una causa, una forma de vida, un proyecto que estaba inspirado en mis vivencias y mis experiencias, era un proyecto que logré describir recordando algo que había visto, antes de quedar ciego y era la línea férrea, es decir el ferrocarril, y en ese sentido el símil, me inspiró decir que cada uno de los rieles sobre los cuales se desplaza la locomotora significaba algo, uno , el trabajo social y el otro, el trabajo político y que la locomotora y sus vagones que rodaban sobre esos rieles eran la salud social; en esas condiciones entonces, quedó planteado, que LA GRAN EMPRESA SOCIAL, tenía dos formas de desarrollar su trabajo así:

Un movimiento político que denominamos Manos Cívicas, dada la connotación de lo que significan las manos para cualquier persona, un obrero, una madre, un artista, y en particular para un ciego, porque a través de las manos puede leer el braille, tocar su reloj, coger su bastón y muchas veces protegerse en momentos que pueda tropezar con un obstáculo por la ausencia del bastón o de un lazarillo, entonces asociamos la importancia de las manos  para querer impulsar un movimiento que se denominara Manos Cívicas, el otro componente era una fundación, que se denominó Fundación LA GRAN EMPRESA SOCIAL, Fundación GES, y que en su esquema tenía  un sol en la parte de arriba, queriendo decir que LA GRAN EMPRESA SOCIAL era el sol y debajo de ella estarían entonces unas fundaciones complementarias como una especie de holding que pudieran abocar temas de salud, educación, de deporte y recreación, generación de empleo, de cultura, de protección al medio ambiente, de búsqueda de oportunidades para la mujer, niñez y la juventud e igualmente formaría parte de este holding la capacitación y la atención a grupos denominados vulnerables, es así entonces como se inicia simultáneamente con mi trabajo como Concejal, el desarrollo paralelo de las organizaciones social, Fundación GES y política Manos cívicas.

Hasta el año 1999 la organización quiso obtener personería jurídica para el movimiento Manos Cívicas, que para ese entonces la legislación exigía tener 50 mil firmas, sin embargo faltó liderazgo, faltó vigor, energía y disposición, constancia y perseverancia para obtenerla, pues cambió la legislación y la posible personería jurídica de Manos Cívicas sólo quedó en una ilusión, en un sueño que no se pudo hacer realidad, por eso siempre obtuve el aval para aspirar a la segunda y tercera Concejalía  con el mismo aval como la obtuve la primera vez del Movimiento Cívico independiente que dirige en Colombia, el Doctor Jairo Clopatosky G.

En cuanto a la Fundación LA GRAN EMPRESA SOCIAL, tuvo una sede en una casa tomada en arrendamiento en el barrio San Antonio Calle  4 # 6- 39, allí funcionamos desde 1995 hasta el año 2000, fecha en que nos trasladamos a una casa en el barrio San Fernando, también tomada en arrendamiento, en la Carrera 30 # 5A – 79, y posteriormente cuando fui elegido Alcalde de Cali, el 26 de octubre del año 2003 al recibir la reposición de los votos a finales del año 2004 por parte del estado, invertí los recursos que fueron entregados en la compra de la casa donde actualmente funciona la Fundación GES, en el barrio San Fernando, Carrera 30 # 5B -80.

Durante cerca de 12 años entre 1995 y el año 2007, la Fundación, a pesar de haber sido concebida como una organización sociopolítica, se convirtió en una Fundación que tuvo tendencia a caer en el paternalismo y en el asistencialismo debido a que yo,  como su creador y presidente estaba en el ejercicio del poder; nueve años como Concejal, uno de ellos como presidente el Concejo Municipal en el año 1998 y luego como Alcalde de Cali, durante el periodo comprendido entre el 1º de enero de 2004 y el  13 de mayo de 2007 cuando fui desvinculado del cargo como Alcalde de Cali, por decisión de la Procuraduría General de la nación.

Entonces durante estos cerca de 12 años, el ejercicio del poder como Concejal y como Alcalde, permitieron obtener los recursos , donaciones en especie y dinero que facilitarían que la fundación cumpliera algunas tareas como la de dar regalos a los niños más pobres en el mes de diciembre, hacer la jornada escolar en el mes de agosto para entregar paquetes escolares a los niños menos favorecidos, el apoyo para realizar masivamente primeras comuniones a niños de escasos recursos económicos, apoyar en servicios de salud y de recreación y deporte a sectores menos favorecidos; esto hizo entonces que la fundación quizás perdiera un poco su razón de ser, se divorciara un poco de su misión y de su visión.

Cuando el 13 de mayo del año 2007 en cumplimiento de la decisión tomada por la Procuraduría debí desvincularme como Alcalde de Cali, quedando además inhabilitado para ejercer cargos públicos por 14 años, la realidad cambió totalmente para la fundación, parece ser que se destituyó al Alcalde, pero también se destituyeron a los donantes, a los benefactores de la obra y la fundación también entró en una crisis temporal que duró aproximadamente un año, de 2007 a 2008, durante este año me di cuenta de la realidad, que la fundación había vivido de las mieles del poder,  había tenido apoyo, acompañamiento y respaldo por efecto del poder que había ejercido su fundador y presidente.

En el año 2008 consciente de esta realidad comencé a considerar que hacer, recibí algunos consejos tales como, “Cierre esa fundación y dedique esa inmueble para que allí se construyan unos apartamentos y eso le genere sus ingresos para su subsistencia” , pero igualmente otros me decían, “Continúe, porque esos son sus sueños”; pues bien, decidí luchar por mis ideales, yo soy un hombre que me considero producto de la solidaridad humana y durante toda mi vida he recibido apoyo de muchas personal naturales y jurídicas que me han permitido alcanzar las metas y  los logros que he tenido en mi vida, por ende,  creo que mi misión de vida es devolver un poco a Dios y a la sociedad, de lo mucho que he recibido y mi proyecto de vida, entonces, está orientado hacia el compromiso de servir a los demás, de ser un generador de oportunidades para beneficio de otras personas, que de esta manera  puedan hallar la posibilidad de construir sus propios sueños, sus propias ilusiones y sus propias realidades, en ese orden de ideas, tomé la decisión de darle un timonazo  a la organización, para que así, la fundación tuviese la capacidad de auto reformarse , buscando ante todo la opción de la auto sostenibilidad, pero sin renunciar a su esencia, contenida en el slogan de la fundación  “Los seres humanos vivimos para servir, porque de lo contrario no serviríamos para vivir”.

En el año 2008 entonces, comencé a pensar  en qué hacer para buscarme caminos de auto sostenibilidad  y decidí en ese mismo año explorar caminos de capacitación y de formación que me permitieran tener el conocimiento para planear, dirigir e impulsar esta transformación institucional.

En noviembre de 2008 tuve la información de que existía en la Universidad de San Buenaventura en convenio con la Fundación Norte Sur, la posibilidad de ser alumno de una Especialización en Gerencia Social y Cooperación Internacional, en ese momento, mi mente se iluminó y pensé que allí estaba la oportunidad que estaba buscando. Luego de cumplir con el pre- requisito de la entrevista para el ingreso a la Especialización, realizada por el Doctor Orlando Hernández González, conté con su apoyo y sus buenos consejos para fortalecer y reafirmar en mi la idea, de que sería este el camino a seguir para que la Fundación GES pudiera construir una hoja de ruta orientada hacia la transformación institucional requerida para descubrir y adoptar los mecanismos que permitieran la auto sostenibilidad de la institución y el cumplimiento de su rol, estaba claro que tenia la voluntad  de revisar la misión y la visión de la fundación, reorientar su rumbo y hoy estoy dispuesto a presentar como trabajo final del modulo de Prospectiva y Planeación Estratégica el ejercicio que me permita formular e implementar la transformación institucional de la Fundación GES, por cuanto estoy seguro que el hoy y el ahora de la fundación, no puede sustraerse a la realidad y a la dinámica de un mundo globalizado, convirtiéndose en un nuevo reto y un nuevo desafío personal e institucional, la necesidad de promover y dirigir la pretendida transformación de la organización, hacia el compromiso de propender y fortalecer procesos de inclusión, equidad y justicia social, todo ello partiendo de la base de que como ser humano y como líder, soy un testimonio de la lucha contra la exclusión, la discriminación y la segregación por cualquier causa motivo o razón y por estar guiado por el sueño de trabajar en la construcción de una sociedad más justa y más amable para todos.

En estos términos pongo a su consideración la propuesta del trabajo final del modulo de Prospectiva y Planeación Estratégica, reafirmando que el objetivo fundamental es desarrollar con el apoyo del docente, la formulación, preparación e implementación de un plan de acción, que me permita realizar la transformación institucional de la Fundación LA GRAN EMPRESA SOCIAL, fundada en 1995 y que al cumplir sus 15 años, se impone la necesidad de reorientar su rol institucional, para que en los próximos años pueda ejecutar planes, proyectos y programas, con fundamento en la inclusión, la equidad y la justicia social, dirigidos a tres temas específicos a saber.

  1. Lucha contra la exclusión por razones de raza.
  2. Fortalecimiento de procesos de inclusión e integración de la población en situación de discapacidad.
  3. Promoción y fortalecimiento de procesos a favor de la defensa de los derechos humanos.

Todo lo anterior, sin renunciar a los principios y valores que inspiraron la formulación del proyecto sociopolítico en 1995.

Organigrama
Mapa de Procesos

MAPA DE PROCESOS

Share This